"Ongi Etorri"...... El Centro Vasco de General Las Heras les da la Bienvenida...!!!

martes, 21 de abril de 2015

La Vuelta del Tambero sobre Cuatro Ruedas



Desde temprano en la mañana del pasado domingo 19 de Abril el camino rural que une Las Heras con Cañuelas atravesando el cuartel III de nuestro pueblo sintió el paso de varios coches que se trasladaban a la vecina ciudad para formar parte de “La Vuelta del Tambreo”. Algunos montados en tráilers, otros por motus propio iban llegando a la Intersección del Camino Real con la Ruta 205. Para las 9:30 ya estaban todos los competidores. 41 autos, entre clásicos, Baquets y clásicos más actuales, entre los cuales se presentaron 6 de las heras, formaron parte de este primer Raid Turístico, que unió las ciudades de Cañuelas, Las Heras y Lobos.

Como bien conto Luis Echegaray en su discurso inaugural, Presidente del Centro Basko “Zazpirak Bat” de General Las Heras, "teníamos una cuenta pendiente hace tiempo". Homenajear como corresponde a los Tamberos que, como en toda la zona, la provincia y el País fueron casi en su totalidad vascos.

Como siempre, nuestra propuesta o intención es ofrecer a la comunidad algo diferente, algo distinto, que enriquezca culturalmente a nuestro querido pueblo y  la vez que mantenga viva su historia. (Un pueblo que no conoce su historia).

Esta vez, fue el turno del automovilismo, pasión de multitudes entre las cuales se encuentran varios vascos. Desde el “Circulo de Autos Antiguos Horacio Anasagasti” de nuestra Euskal Etxea y de la mano de la Asociación de Vehículos Antiguos de Cañuelas se comenzó hace un tiempo a dar forma a este evento que planea instalarse en la agenda anual de ambas instituciones.

Se trata de una carrera de regularidad que transcurre por caminos rurales uniendo diferentes puntos de interés. En esta oportunidad Cañuelas- Las Heras-Zapiola (Lobos)-Las Heras fue el circuito escogido. 67 km atravesando algunas de las zonas con más cantidad de Tambos de la región.

La misma se dividió en 3 categorías de acuerdo a la heterogeneidad de vehículos inscriptos. Clasicos Antiguos, Baquets y Clásicos Modernos. Para la primer categoría la velocidad promedio sugerida fue de 35 km/h y para los más actuales y baquets de 55 km/h. Si bien el estado de los vehículos permitía subir los pisos de velocidad recomendados, la intención fue no perjudicar el estado de los mismos, cuidándolos de accidentes que pudieran ocasionar averías innecesarias impidiéndoles culminar el recorrido. Y decimos que se trató de un Raid Turístico y no de una competencia, porque en ningún momento fue este último su espíritu, todo lo contrario, nuestra intención fue siempre rememorar parte de la historia, brindado un espectáculo de disfrute en un ámbito de fraternidad y amistad.















Ver transitar uno tras otro, vehículos de hasta 90 años de antigüedad por algunas de las históricas arterias fundamentales de nuestros pueblos fue un espectáculo digno de ver. Todos y cada uno de los participantes partió cuando le tocó el turno y llegó a la meta final con la satisfacción de conducir los vehículos que pasaron por las manos de nuestros abuelos y bisabuelos por los mismos caminos que “ayer”.

Finalmente, se fueron reuniendo en la meta a medida que iban llegando para trasladarse en caravana por las calles urbanas de Las Heras hasta la intersección de Lozano y Av. Villamayor, entre la Plaza Principal y la Taberna Baska.







El lendakari del Centro Basko local tomó la palabra para inaugurar el evento frente a los competidores y el público presente. Un breve repaso por la historia de los tambos y los tamberos vascos y su rol y trascendencia en la región vasto para explicar el motivo del evento y adelantar el proyecto de levantar en el futuro próximo una estatua en honor al tambero. Seguidamente el Intendente Municipal Dr. J. Carlos Caló tomo la palabra para agradecer y felicitar al Centro Basko local por el trabajo que viene realizando durante los últimos años aportando diversidad cultural y manteniendo vigente la historia que nos pertenece.

El Lendakari Luis Alberto Echegaray en la apertura finalizada la carrera.

Juan Carlos Caló, intendente Municipal. 
Seguidamente, ambos dirigentes procedieron a descubrir la placa que fue colocada a modo de mojón señalando el lugar donde se contruirá la estatua al tambero. En la placa puede leerse: 

Aquí se levantará el monumento al tambero,

pilar fundamental de trabajo rural en los albores de nuestra patria”

Centro Basko General Las Heras

19-4-2015

Mojón con placa indicando el lugar donde se levantará 
el monumenento al tambero.


Finalizado el discurso inaugural los invitados pasaron al interior de la Taberna Baska para dar inicio al almuerzo. Algo más de 200 personas se hicieron presentes. Durante el mismo se entregaron los premios a los participantes de cada categoría con un recordatorio de La Vuelta del Tambero. Y los trofeos para los finalistas con corona de laureles incluida.

Un gran número de amigos nos acompaño en el almuerzo.


Una de las parejas ganadoras en la categoria Baquets.

Vascos de cañuelas, Las Heras, Buenos Aires y Euskal Herria juntos en la misma mesa.


Nuestros Amigos ernesto Tinte y Daniel elizalde acompañados de la familia y amigos.
El toque especial estuvo de la mano de Ioar Oteiza y Daniel Oiarbide, dos vascos oriundos, que desde hace más de un año están en Argentina y al poco tiempo de arribar al país ya estaban inmersos en la diáspora, visitando las diferentes euskal etxeak y compartiendo sus conocimientos y cultura. Por segunda vez, nos acompañaron en la jornada y compartieron con el público los sonidos de la Trikitixa y el Pandero que sirvieron como banda sonora para los txikis del “Iturri Zaharreko Ur Berria Dantza Taldea”.

Entre los visitantes estaban dos que desde hace tiempo nos acompañan en los diferentes eventos. Betty Paris y Alberto Ospital, quien recibió un recordatorio de La Vuelta del Tambero por ser un vasco que continúa con la tradición de la industria láctea.

Los Dantzaris del Centro Vasco Denak Bat de Cañuelas como siempre nos acompañaron con su excelente performance.

Los autos que al llegar de la travesía se estacionaron sobre Lozano y Av. Villamayor fueron la atracción del día. Cientos de vecinos herences aprovecharon la tarde soleada y templada de domingo para acercarse a la plaza y apreciar joya del automovilismo, niños, adultos y abuelos recorrieron y fotografiaron los diferentes coches que descansaban luego de 57 km por caminos rurales.








Y así pasó la Primer Vuelta del Tambero, con un día climáticamente insuperable, un gran número de participantes y de amigos que compartieron un almuerzo de domingo. Se sienta la base así, para continuar homenajeando a los vascos tamberos y disfrutar de un espectáculo que no es sencillo de encontrar hoy en día.

Agradecemos al Municipio por el apoyo constante en cada una de nuestras actividades y proyectos, a las empresas que nos acompañan, a los vecinos herences que con su presencia nos alientan a seguir adelante, a la Asociación de Vehículos Antiguos de Cañuelas que sin ellos esto no se hubiera podido llevar adelante, a Daniel Sancholuz que representando al Denak Bat de Cañuelas nos apoya y acompaña a lo largo de todo el año, a los Dantzaris locales y a los de Cañuelas que nos deleitan con sus danzas y entusiasman a los más chicos a seguir adelante y a todos y cada uno de los que colaboran desinteresadamente y trabajan hasta tarde y desde temprano para que todo salga de la mejor manera.

Eskerrik Asko eta Beti Aurrera – Muchas Gracias y siempre adelante!!!


 Centro Basko - Zazpirak Bat
General las Heras
Buenos Aires - Argentin

lunes, 13 de abril de 2015

La Vuelta del Tambero



Hablar de la Lechería en General Las Heras, y sus alrededores, (al igual que en Argentina toda) es hablar de vascos. Los vascos han sido los principales protagonistas, indiscutiblemente, en cada uno de los eslabones de la cadena de la producción láctea nacional. Desde pequeños tamberos con pocas cabezas a grandes estancieros con prestigiosos establecimientos con un significativo número de vacas en ordeñe, repartidores (lecheros), hasta industriales cooperativistas (productores asociados) que vieron en la unión, la fuerza del progreso individual y del sector.

El próximo Domingo 19 de Abril se llevará adelante “La Vuelta del Tambero”, una carrera automovilística de regularidad, protagonizada por autos clásicos que unirá diferentes puntos de los partidos de Cañuelas, Lobos y General Las Heras. Cuna de Tamberos Vascos. La misma pretende rememorar aquella profesión que se desarrolló con tanto potencial en varios sectores del país y particularmente en la Cuenca Lechera Abasto Sur de la Provincia de Buenos Aires. Potencial que encuentra sus componentes en una mano de obra cuantitativa y cualitativamente apta, un ecosistema especialmente adaptable a la cría de ganado lechero y una joven y más que eficiente red ferroviaria que funcionó como nexo comercial entre el interior y la Ciudad de Buenos Aires.



lunes, 1 de diciembre de 2014

Cuatro años apostando a promover aquellos valores...


Cuando decidimos forma parte de una agrupación que perseguía el fin de promover una cultura, diferente a la criolla o nacional, sabíamos que no iba a ser tarea fácil, lograr un rápido y amplio reconocimiento de parte de la comunidad de la que formábamos parte. Pero por otro lado, como dice un vasco, "si es tarea fácil... que lo haga otro".

Si bien cuesta encontrar a alguien en la actualidad que en su ascendencia no cuente con una rama vasca, sobre todo en nuestro pueblo al que arribaron tantos vascos en el pasado, y muchos aún saben que su apellido es vasco, el conocimiento de la cultura e historia de sus abuelos es en mucho casos inocentemente ignorado. La ausencia de transmisión cultural entre los vascos que emigraron de Euskal Herria y sus hijos argentinos explica en gran medida el bache cultural entre generaciones, que perdura en consecuencia hasta nuestros días.

Incluso, muchos de nosotros estuvimos ajenos durante años a la cultura de nuestros antepasados, pero en algún momento de nuestras vidas, la sangre tira, y se despierta el interés por saber quienes somos, por qué somos, y quienes fueron aquellos vascos a los que sólo conocimos a través de viejas fotos color sepia, pero que tanto nos hubiera gustado conocer.

Comienza así la búsqueda de nuestra historia, la de nuestra familia, y poco a poco nos empezamos a identificar con las características de aquellos vascos. Empezamos a conocer su pueblo, sus características, sus costumbres y tradiciones. Finalmente podemos ver que lo que nos cuentan de nuestros abuelos se replica en cada abuelo vasco de tantas familias.

Y como dice Laura Nobile, "lo que el hijo quiere olvidar, el nieto desea recordar". Y esto explica esa misteriosa necesidad que surge de lograr una conexión entre nuestros bisabuelos vascos y nosotros. En este punto cada uno sigue diferentes caminos para lograrlo: la música, la literatura, la historia, las danzas, la gastronomía, aprender euskera, los deportes y cualquier forma de lograr un continuum entre aquellos misteriosos y enigmáticos vascos y nosotros.

Si bien el vasco es considerado un individuo de pocas palabras (aunque hay excepciones) y siempre se adapto a la vida solitaria, fuera en las montañas en tierras de Aitor cuidando sus rebaños trashumantes, o fuese en los primeros años de soledad en las pampas argentinas donde se instaló en busca de trabajo, se caracterizó históricamente por pertenecer a un núcleo familiar que lo significaba todo y en el que cada individuo representaba un eslabón de una robusta cadena. E incluso al separarse sus familias y arribar a tierra extrañas no dudo en juntarse con sus pares para brindarse mutuo socorro.

Esa característica de trabajo conjunto y mancomunado perdura entre nosotros, quienes nos agrupamos con un mismo objetivo, rescatar del olvido la cultura de nuestros antepasados. Y si bien mantener viva sus costumbres y tradiciones suena folclórico y en gran medida lo es, no es el leitmotiv de nuestra labor, ya que uno no puede pretender que todos aprendan danzas, música o euskera, sobre todo en el mundo globalidazo en el que vivimos con un claro direccionamiento hacia pautas que parecieran indispensable incorporar para lograr éxito y no quedar marginado, pero sí creemos fundamental transmitir a las generaciones venideras (cosmopolitas) aquellos valores y principios que caracterizaron a aquellos vascos y que creemos indispensables para mejorar la sociedad en la que vivimos... la palabra empeñada, la mutua confianza, la solidaridad, la unión familiar, la honradez y el espíritu laboral... Todas características que podemos encontrar conjuntas en los vascos de otrora. Muchas lamentablemente se han perdido, pero son fácilmente cultivables en los jóvenes que son el futuro de nuestra Nación.

En los cuatro años que lleva esta nueva etapa de Zazpirak Bat herense, hemos enfocado nuestro esfuerzo en transmitir dichos valores y principios y la tradición, es una gran vía para lograrlo.

Es así que encontramos por ejemplo en los Deportes Rurales (Herri Kirolak) el fiel reflejo del espíritu que caracterizó históricamente al pueblo vasco y del que tanto se valió Argentina para progresar hace 200 años.

Es curioso ver que los deportes que se gestaron desde las comarcas rurales de Euskal Herria derivan de las faenas diarias practicadas por el vasco para subsistir a lo largo del año. Es claro su espíritu cuando vemos que los inmigrantes vascos trajeron consigo herramientas, o que al desembarcar se alejaron de los centros urbanos para instalarse en el interior y hacerse cargo de duras tareas rurales (ovejeros, alambradores, tamberos) que requerían no sólo esfuerzo físico sino constancias y voluntad diaria en un ámbito de soledad.

Ya pasaron cuatro años del primer encuentro de Herri Kirolak organizado por nuestro Zazpirak Bat y que cada año gana más adeptos y entusiastas espectadores. Incluso dándonos el lujo de trasponer las fronteras herenses, teniendo el honor de llevar la demostración de deportes rurales a la edición 2014 de Buenos Aires Celebra - País Vasco en la Av. de Mayo de la Ciudad de Buenos Aires.

Invitamos a toda la comunidad a la cuarta edición de la Semana Vasca de Fin de Año que se llevará a cabo desde el sábado 29 de noviembre hasta el domingo 7 de diciembre.

Esperamos poder contar con la presencia de todos ustedes para compartir un grato momento y despedir el año entre familia y amigos:







Centro Basko - Zazpirak Bat
General las Heras
Buenos Aires - Argentina

domingo, 9 de noviembre de 2014

50 años después...

Trascurre el último tercio del siglo XIX, muchos vascos llegan a Argentina tras varios meses surcando el Océano Atlántico. Han dejado atrás su madre patria, sus familias y amigos, sus costumbres cotidianas, empujados a zarpar rumbo a América con anhelos de bienestar económico, forzados por una situación socio-económica que les impide permanecer y alentados por familiares y amigos que desde el otro lado del océano entusiasman su espíritu con promesas de trabajo y prosperidad. Se van, pero para volver...

Arriban al Puerto de Buenos Aires (principalmente) donde seguramente un conocido los espera, les brindara alojamiento y algo de comer mientras se alistan para buscar empleo. Pero si bien la ciudad portuaria es próspera, es pequeña para albergar a tantos viajeros. Poco tarda en trascender que en un pueblo cercano hay posibilidades de conseguir trabajo en el campo, como cuidador de rebaños ovinos, o como peón en establecimientos ganaderos en constante expansión, así como también en explotaciones lecheras. No pasa muchos días, solo los suficientes para ubicarse, juntar el dinero suficiente y partir hacia el nuevo destino. Al llegar, si no cuentan con algún contacto, seguramente algún coterráneo si, y si aquel no tiene un puesto extra seguro conoce a alguien que requiere mano de obra.

Albergue y comida que en un principio pagaran con el trabajo es lo que necesitan de inmediato. Se trata de tareas rurales que exigen esfuerzo, dedicación, sacrificio, constancia y por sobre todo tolerar la soledad ya que lejos está la vida de campo de estos tiempos de la social convivencia que ofrecen los núcleos urbanos, por incipientes que estos sean. Más esto no atemoriza al vasco. su carácter, temperamento, resistencia física y destreza para las labores rurales lo hacen especialmente apto para el puesto y por sobre todas las cosas porque el vasco vino mentalizado en trabajar, si hasta trajo sus herramientas consigo. Y cualquier empleo será bienvenido y cualquier situación es mejor que la realidad de su Euskal Herria.

Así comienza el vasco con las faenas rurales a las cuales está acostumbrado desde chico. Muchos son jovencitos que con poca experiencia llevan en la sangre la cultura del trabajo. Y aunque la geografía es diferente, las extensiones son superlativas y los rebaños y rodeos más numerosos de lo que hubieran imaginado, se adaptan perfectamente, construyendo con el pasar de los tiempos una imagen que despierta en cualquier patrón ansias por contratar a un vasco, honrado y laborioso.

Parte de las ganancias sirven para saldar cuentas contraídas hasta poder autoabastecerse, parte se destina al ahorro y otra parte, el vasco la envía a sus familiares que esperan con ansias la ayuda económica de padres, hermanos, hijos y amigos.

A la par de la vida solitaria de campo, el gestante núcleo urbano va sufriendo cambios radicales, la llegada de cada vez más extranjeros, de diferentes nacionalidades, la nueva estación de ferrocarril y los primeros almacenes de Ramos Generales, y una vida social cada vez más desarrollada.

Los primeros vascos en llegar, experimentados ya, deciden unirse entre sí pero no son tantos y se requiere dinero para lo que buscan, así junto a los italianos forman en 1874 la Sociedad de Extranjeros de Socorros Mutuos que solo perduro por dos años.

Finalmente, con un número adecuado de vascos, los ya establecidos se agrupan en sociedad con el fin de ayudar a los recién llegados y entre si cada vez que uno lo necesitare. Forman así, la Asociación Española de Socorros Mutuos, que a pesar de su nombre estaba integrada casi en su totalidad por vascos. Esta institución funcionó hasta mediados del siglo XX y fue un icono de la vida socio-cultural del pueblo. 

Para aquel entonces ya había pasado una generación de hijos de vascos, nacidos en el país, una nueva realidad social, de sus familias, de sus anhelos y objetivos, la desaparición paulatina de aquellos vascos que vinieron para volver y nunca se fueron (la mayoría), fueron factores que ayudaron a disolver estas primeras instituciones vascas en los pueblos del interior, salvo excepciones.

Para mediados de 1900 el pueblo se preparaba para celebrar su centenario.

Corría el año 1964 y el pueblo cumpliría los 100 años desde su fundación, el 24 de Octubre de 1864.
Con tal motivo se preveía realizar un gran festejo por el centenario. En este sentido desde la Intendencia se convocó a un representante de cada institución local, con el fin de armar una Comisión Organizadora. Entre los integrantes de dicha comisión figuraban los vascos Oscar Apaolaza, representando a la Cooperativa Láctea “Denak Bat” y Raúl Ithurburu en representación del Rotary Club. En la primer reunión se crearon subcomisiones que se encargarían de diferentes tareas. Por ejemplo, el vasco Ithurburu, en aquellos momentos era asiduo patero de nuestro pueblo y así fue que estuvo encargado de lo referente a deportes, organizando una serie de competencias y torneos con todos los deportes practicados en aquel entonces. Tanto Oscar Apaolaza como Raúl Ithurburu formaban parte de la dirección de la Usina Láctea “Denak Bat”. Uno de esos días, charlando en la fábrica sobre la fiesta, llegaron a la conclusión de que sería muy oportuno que las principales colectividades de Las Heras tuvieran un fin de semana cada una para exponer su cultura en un ámbito festivo. Entusiasmados, en la siguiente reunión de la comisión organizadora plantearon su idea. A todos les pareció excelente, quedando programado un día para cada una de las colectividades más numerosas. El primer fin de semana los italianos, el segundo fin de semana los españoles y el tercero le correspondía a los Vascos. La fecha no pudo ser mejor, caía el Día de la Madre. Así, los vascos comenzaron a organizar su fiesta. La primer idea que surgió, considerando la fecha, fue celebrar a la madre. Para ello se buscó a la vasca más vieja de Las Heras, la que más hijos, nietos y bisnietos había tenido.
Para que a la fiesta no le faltara nada Oscar y Raúl visitaron el Instituto Euskal Etxea de Llavallol, donde las hermanas que los recibieron los derivaron con el Padre Pedro, un vasco de Hondarribia (Gipuzkoa) que trabajaba en el colegio y era el encargado de los festivales. Enseguida organizaron todo.
Finalmente llegó el día, el Euskal Etxea había traído un grupo de baile, se escuchaba música tradicional y se ofrecían comidas típicas. Una verdadera fiesta vasca. Ese día mientras caminaban junto al padre, este sugirió que cómo podía ser que habiendo tantos vascos en Las Heras, siendo su actual intendente un vasco (Elizondo), habiendo organizado semejante fiesta, no hubiese un Centro Vasco. Y fue entonces que surgió el Zazpirak Bat de General Las Heras. En el centenario del pueblo.
El nombre, “Zazpirak Bat” significa Las Siete en Una (Zazpi=Siete y Bat=Uno) haciendo referencia a los siete territorios históricos o provincias vascas formando una sola Nación.
Para la inauguración se organizó una gran comida en el Atlethic Sports Men Club, que en aquel entonces no contaba con el salón, aprovechando para el evento el gran patio trasero. Concurrieron todos los vascos de Las Heras y sus amigos. Y entre ellos estaban los vascos (oriundos) Larralde y Arruche.
El CV funcionó durante unos años, organizando una vez por año la cena de los vascos, celebrada para San Ignacio (patrono de los vascos). Eran reuniones amenas y muy vascas, con bailes y música típica en vivo. Pero con el tiempo todo se fue apagando hasta desaparecer.
La segunda etapa del CV de Las Heras es la actual. Que curiosamente nace para el Bicentenario de la Patria, en 2010. Fue allí, durante los festejos, que los vascos nos reagrupamos y todo comenzó a gestarse nuevamente. En este caso el mentor fue Luis Alberto Echegaray. Experimentando un gran crecimiento en estos últimos cuatro años.

Por ello el pasado 25 de octubre fue especial para los vascos de Las Heras, 150 años de historia del partido y 50 años del nacimiento del Zazpirak Bat.
 Como no podía ser de otra manera, el Centro Basko participo del desfile de instituciones con una caravana de autos antiguos.
Finalizado el acto oficial, la Taberna Baska ubicada en la histórica esquina de Lozano y Villa Mayor abrió sus puertas para ofrecer sus característicos Txistorra y Chorizo a la Sidra.